De 0 a 1 año

  Después de 9 meses sintiendo a mamá y oyendo a papá comienza el desarrollo emocional del bebé.

  Desde nuestra escuela fomentamos el vínculo del apego como base necesaria e indispensable para una educación emocional.

  En el aula de bebés tenemos diferentes ambientes para jugar y trabajar que potencian el aprendizaje en todas las áreas, favoreciendo que los niños crezcan en un ambiente rico en estímulos.

  Los objetivos fundamentales para esta etapa son: cubrir las necesidades básicas de los niños (sueño, higiene, alimentción,...), cubrir las necesidades afectivas y emocionales (atención al llanto, demanda de estar en brazos,...), estimular sus sentidos (talleres multisensoriales para desarrollar el tacto, oído, vista,...) y favorecer el desarrollo motriz (estimulación de movimientos, masajes, juegos,...)