De 1 a 2 años

  A partir de los 12 meses el niño muestra afecto, es decir, comienza a mostrarse amoroso. Son varias las emociones por las que el niño va a pasar a lo largo de un mismo día, tendrá lo que se conoce como "las emociones a flor de piel".

  A esta edad los pequeños necesitan que atendamos sus necesidades emocionales dedicándole tiempo al contacto físico: tocarlos, besarlos, abrazarlos,...

  A partir de aproximadamente los 18 meses comienzan una etapa emocional de dificil manejo ya que se enfrentan a sus necesidades de dependencia con su deseo de independencia y autonomía. Es en este momento donde el niño conoce el sentimiento de frustración generando un conflicto en sus actitudes.

  Los objetivos fundamentales para esta etapa son: estimular los sentidos (mediante la experimentación y manipulación de objetos), desarrollar la autonomía (mediante el control progresivo de su propio cuerpo), desarrollar la motricidad (mediante juegos y actividades tanto para estimular la motricidad fina como la gruesa), desarrollar el lenguaje como medio de communicación (mediante el aprendizaje de vocabulario nuevo y con la audición de canciones y cuentos), introducir el inglés (mediante la audición de canciones y el uso de flashcards).